• Pay Bill
  • Customer Support
  • Contact
  • Emergencies
  • Español

Dureza del agua

Normalmente se observa la dureza en el agua cuando se forman escamas y espuma con jabones y detergentes. Si el agua deja depósitos en lavatorios y tinas, existe una dureza moderadamente dura a dura en el agua. Si se hace mucha espuma con el jabón, el agua no es dura. La dureza del agua varía a través del país y alrededor del mundo.

El agua de Denver es ligeramente más dura en el invierno cuando muchos lagos y riachuelos se congelan. Es más blanda hacia el final de la primavera hasta el otoño cuando la nieve se descongela escurriéndose hacia las represas.

Características

La dureza en el agua es la suma de concentraciones de calcio y magnesio denominada carbonato de calcio. La dureza del agua varía de acuerdo a la cantidad de estas sales. El lavado de ropa ya no es un problema debido a que muchos detergentes modernos contienen suavizantes de agua.

Origen

El suelo de la tierra es rico en contenido mineral. Las aguas subterráneas y de superficie absorben algunos de estos minerales. Los minerales absorbidos incluyen compuestos de calcio y carbonatos de magnesio, bicarbonatos, sulfatos y cloruros. La dureza en el agua está determinada por estos minerales naturales.

Sabor

El agua muy dura puede dejar un sabor calcáreo o mineral después de ingerirse. El agua demasiado ligera deja un sabor insípido y desagradable. Se necesita mantener un balance. La dureza contra la blandura no son una preocupación de salud sino estética. Nuestro objetivo no es sólo mantener un producto seguro sino también que sepa, huela y luzca bien.

Escamas

El agua de Denver tiende a formar escamas. Por lo general, toma de dos a cinco años para que se empiecen a formar escamas y continúan concentrándose con el paso del tiempo. En zonas más antiguas, a pesar que la escamación gruesa reduce la velocidad del flujo, evita que el agua entre en contacto con la plomería. Esto protege las tuberías de corrosión y a los clientes de metales potencialmente dañinos. Cuando se usa un humedecedor de agua fría, la dureza en el agua puede dejar depósitos residuales en los muebles. Se pueden minimizar estos depósitos colocando en el humedecedor la misma cantidad de agua de grifo y de agua destilada.